Internet se ha convertido desde hace mucho tiempo en la gran biblioteca, ¿quién tiene en casa una enciclopedia que consulte habitualmente? Lo normal hoy en día es ir a un buscador (Google es el más usado en España a día de hoy, te dejamos un enlace por si quieres consultar las búsquedas más populares del año 2012).

También se ha sustituido la biblioteca en papel por las búsquedas en Wikipedia, pero también en esa enciclopedia creada de forma colaborativa (el significado de Wiki es colaboración) se han dado casos de empresas o personas que pagaban por escribir, cambiar y modificar el contenido de las entradas de la enciclopedia online.

Recientemente hemos visto algunos otros con vídeos distribuidos por internet, a través de email o de Whatsapp como este otro que os dejamos aquí (recordad que es falsa la información que se muestra)

Imagen de previsualización de YouTube

Como ocurre en estos casos la información se distribuye sin control y en muchos casos las personas que lo reciben desconocen los principios físicos o químicos que hay detrás para entender si es real o no. Más allá de lo que puede suponer en una empresa este tipo de “chismorreos” electrónicos pueden acabar suponiendo una pérdida de tiempo y dinero. Por lo que es recomendable no remitirlos a más amigos o conocidos ni dedicarle más tiempo, así entre todos conseguiremos que dejen de circular por internet.

Esto no es nuevo, lleva un tiempo pasando en internet, os dejamos un enlace para que veáis que no es un fenómeno nuevo.

Los 15 hoax más famosos de internet